INDUSTRIA TEXTIL ESPERA CRECER MÁS DEL 3.5 % AL CIERRE DE ESTE AÑO

Tienen expectativas en que continúe el TLC con Estados Unidos y sacarle provecho con la innovación.

El Salvador continúa siendo el noveno proveedor, en materia textil, de Estados Unidos, afirmó este jueves José Escobar, presidente de la Cámara de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (Camtex).

Por dicha razón el sector está a la expectativa de lo que pase en una renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, ya que el sector textil es el que mejor ha aprovechado dicho tratado, que todavía tiene gran potencial para crecer en el país.

La meta para sacar mayor provecho del Tratado, dijo el empresario, es seguir desarrollando nichos de mercado.

Por ejemplo, apuntó que la apuesta en innovación es desarrollar el calzado, que si bien no es un proyecto a corto plazo el siguiente paso que se busca dar.

“Sigue siendo un proyecto, porque si bien es cierto tenemos desarrollado el sector textil y plástico, añadir lo que falta para calzado, sería una gran oportunidad”, destacó Escobar.

La industria de textil y confección ha crecido a junio de 2018 entre el 3.5% y el 4 %, con una exportación de US$2,300 millones en comparación con el mismo mes del año pasado. La meta es alcanzar exportaciones por US$2,500 millones al cierre de 2018.

Mercado demanda personal altamente capacitado

La tecnología, innovación y la velocidad con el que trabaja el rubro textil, hace que contar con talento humano capacitado sea una prioridad, menciona el presidente de Camtex.

Incluso existe la iniciativa de desarrollar una carrera universitaria que pueda fortalecer a la industria textil, y que permita contar con técnicos e ingenieros capaces de hacerle frente a las nuevas herramientas tecnológicas. “Esa es una de las únicas maneras de mantenerse competitivos”, destacó Escobar.

En la mayoría de industrias locales tienen robots para cortes y para sublimado (impresión), además tecnología no solo para diseño, sino que también para el proceso de construir la pieza.

Ante China

El presidente de la Cámara Textil señaló que es prematuro hablar de relaciones comerciales con China, ya que en este momento únicamente son expectativas.

El sector textil importa hilasa desde China, pero muy poco, porque no hay un trato preferencial en cuanto a aranceles.

Además afirma que desconocen sobre la expectativas comerciales que se tienen con la nación asiática. “China es un potencial comprador de materias primas y El Salvador no es un productor de materias primas”, apuntó Escobar.

Sin embargo, existe temor porque tradicionalmente a la industria local le ha afectado siempre el contrabando desde China. “En cuanto a la industria textil para nosotros es una tremenda amenaza en cuanto a que no somos capaces de competir con ellos (por costos)”, concluyó.

Por: Revista summa 

 

EnglishSpanish