El Salvador debe crear carreras que demanda industria textil

Directora de Maestría en Administración de Textiles y Confección de la Universidad de Missouri lo considera vital para la competitividad.

Si El Salvador desea mejorar la competitividad de su industria textil debe contar con un sistema educativo que lo apoye creando las carreras que demanda esta actividad en la actualidad y para los próximos 20 años, sugirió ayer Jung Ha-Brookshire, directora de Maestría en Administración de Textiles y Confección de la Universidad de Missouri, quien fue una de las ponentes del Forotex 2018, un evento de la Cámara Salvadoreña de la Industria Textil, Confección y Zonas Francas de El Salvador (CAMREX).

«Se deben preparar porque la manufactura es un segmento de toda una cadena. Pero se tiene que trabajar en las otras funciones porque también son muy importantes. Compañías que hagan mercadotecnia, otras que hagan las compras, entre otras cosas… cada una debe calificar a las personas. Esto debe de crecer desde abajo», dijo la académica tras su ponencia.

Crear áreas o departamentos de investigación para estar al tanto de las preferencias de los consumidores fue otra de sus recomendaciones. «El Gobierno se debe dar cuenta de qué es lo que tenemos que hacer para el futuro de la industria. Debemos tener una universidad nacional donde se desarrolle un currículo… la otra manera es que la empresa privada pueda impulsar a las universidades privadas a crear las carreras que necesita la industria (textil)», concluyó la ponente.

La industria textil y de confección genera 83,000 empleos directos en El Salvador, y ha logrado integrar al sector para producir el llamado paquete completo, es decir, desde el hilo hasta una prenda terminada. Su cercanía geográfica a Estados Unidos sigue siendo una de sus principales ventajas, según dijeron varios ponentes del Forotex 2018, quienes además recomendaron que para sacar ventaja de esta cercanía las aduanas locales deben de ser muy veloces y que la industria debe de dar a conocer en qué se distingue, además que se debe de planificar el trabajo.

En cuanto a la política comercial de Estados Unidos, principal mercado de la industria textil y de confección de El Salvador, Andrew Samet, miembro de Samet and Associates, dijo sobre el CAFTA-DR que el presidente Trump considera que es un buen acuerdo comercial y que hasta este momento no ha pensado en renegociarlo. Sin embargo, sí cree que debe ser «modernizado».

Por: La Prensa Gráfica

EnglishSpanish